Untitled Document
Untitled Document
Institucional Especialidades y Staff Obras Sociales Información para Pacientes
Trastornos del Sueño
Dejar de Fumar Chequeo Médico Predeportivo Investigación
Untitled Document


Untitled Document
· · ·
Untitled Document


La apnea del sueño es un trastorno común en el que la persona que lo sufre hace una o más pausas en la respiración o tiene respiraciones superficiales durante el sueño.

Las pausas pueden durar entre unos pocos segundos y varios minutos. A menudo ocurren entre 30 veces o más por hora. Por lo general, la respiración vuelve a la normalidad, a veces con un ronquido fuerte o con un sonido parecido al que una persona hace cuando se atraganta.

Casi siempre la apnea del sueño es un problema crónico (constante) de salud que altera el sueño.

De mantenerse en el tiempo, dicho trastorno puede acarrear complicaciones aún más severas para la salud, tales como la diabetes tipo II, la obesidad y el agravamiento de ciertos problemas respiratorios y cardiovasculares, habiéndose demostrado clínicamente su conexión con la hipertensión, los ataques al corazón y los accidentes cerebrovasculares. La apnea obstructiva del sueño afecta además el rendimiento físico e intelectual de quienes lo padecen, lo cual puede resultar crítico en términos de seguridad laboral y vial, además de provocar depresión y dificultades en el desarrollo de las relaciones sociales.

Estudios del sueño

Los estudios del sueño son pruebas que miden qué tan bien duerme usted y cómo responde su organismo ante los problemas del sueño. Estas pruebas pueden servirle al médico para determinar si usted tiene un trastorno del sueño y qué tan intensa es. Los estudios de sueño son las pruebas más exactas para diagnosticar la apnea del sueño.
Hay distintos tipos de estudios del sueño. Si su médico cree que usted tiene apnea del sueño, tal vez le recomiende que se haga una polisomnografía

Polisomnografía

La polisomnografía (PSG) es el estudio más común para el diagnóstico de la apnea del sueño. Esta prueba registra la actividad cerebral, los movimientos de los ojos, la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
También registra la cantidad de oxígeno de la sangre, el movimiento de aire a través de la nariz durante la respiración, los ronquidos y los movimientos del tórax. Estos movimientos muestran si la persona está haciendo esfuerzo para respirar.
La polisomnografía se realiza a menudo en un centro o laboratorio especializado en el sueño. La prueba no duele nada. Usted se irá a dormir como de costumbre, a excepción de que tendrá puestos sensores en el cuero cabelludo, la cara, el pecho, los brazos y piernas, y en un dedo de la mano.

Untitled Document
CENTRO RESPIRE - Sarmiento 1152, 1° Piso. San Fernando - Provincia de Buenos AIres - Argentina
Teléfono: 4744-8707 - http://www.centrorespire.com.ar - info@centrorespire.com.ar